Molusco que apenas llega a los 20 mm de concha sólida, ovalada y puntiaguda en el ápice, de color pardo-negruzco, frecuentemente con bandas oscuras. El cuerpo es más o menos cilíndrico, con una nariz saliente y con dos tentáculos donde residen los ojos. Al sentirse atacado se refugia en el interior de la concha.
 Viven arrastrándose o ligeramente pegadas sobre las rocas o algas, sobre todo de las del género 'Fucus'. Podemos encontrarlas en las orillas y en las zonas próximas a las desembocaduras de los ríos. Su alimento exclusivo son las algas
 Los machos fecundan a las hembras fijando éstas sus huevos gelatinosos sobre las propias algas que les sirven de alimento.
 Para recogerlo no hace falta nada especial: simplemente revisando los lugares donde vive y sacudiendo las algas de las que enseguida los veremos caer.